3. Transición a una economía social, equitativa y sostenible

3. Transición a una economía social, equitativa y sostenible para:
- revisar drásticamente el sistema económico y el estilo de vida, y sustituir los
engañosos indicadores económicos.
- evitar el acaparamiento de tierras y recursos naturales, así como la concentración
de riqueza de propiedad y de poder, aplicando el principio de “Quién más tiene o
más gana, más contribuye”,
- garantizar el derecho al trabajo dignificante*, a un sustento digno o a una renta
básica de ciudadanía como derecho humano,
- abandonar las políticas de “ayuda al desarrollo”, convertidas en explotación, y
establecer un sistema mundial de cooperación e intercambio basado en la solidaridad.
- sustituir la competencia salvaje por la cooperación y la autogestión; promover la
“re-localización” de la producción y de los servicios.
*Se usa en vez de “trabajo decente”. En las versiones de cada país se indicarán si hay adaptaciones de
conceptos, fruto de contextos culturales o idiomas.