El Proceso

- El proceso inicial (de dónde venimos)

El Consenso de Barcelona se puso en marcha en el 2008 con el objetivo de experimentar un procedimiento de diálogo y deliberación permanente y a distancia que permita implicar a muchos y distintos actores clave en el planteamiento de la naturaleza y las causas de la crisis, pero especialmente, de las propuestas de cambio y las acciones a emprender para facilitar los cambios.

Han participado unos 150 expertos, con equilibrio de género y de las distintas regiones geoculturales, que han ido tejiendo a través de internet una comunidad de diálogo y deliberación intercultural, multisectorial, multilingüe y plural.

A lo largo del 2010 los 150 participantes han aportado y valorado propuestas, mediante una plataforma deliberativa por Internet, sobre 5 grandes temas clave:

  1. Valores y objetivos
  2. Ecología y población
  3. Política y seguridad
  4. Economía y finanzas
  5. Comunicación y cultura

Se han planteado las reglas de juego globales que deberían garantizar la cobertura sostenible de las necesidades básicas de toda la población mundial.  Se han recogido propuestas sobre una nueva organización global que, partiendo del mundo que queremos (sistema de valores), nos sitúe en el mundo finito que tenemos (sistema ecológico) para ver cómo queremos organizarnos (sistema político), como queremos administrarnos (sistema económico) y como queremos comunicarnos (sistema comunicativo).

La credibilidad y la viabilidad del proceso de deliberación entre los 150 participantes para llegar a la Declaración 1.0 se basan en 10 factores clave:  selección equilibrada de los participantes; calendario y ritmo de participación previsto; compromiso de los participantes; reglas de juego del proceso deliberativo; 5 temas encuadradores; enfoque propositivo; equipo organizador y facilitador estable; soporte logístico y financiero; red de organizaciones colaboradoras; Consejo Asesor Internacional.

Más información sobre el proceso inicial, la metodología, etc. aquí 

- El resultado del consenso: Declaración 1.0

Se ha elaborado y consensuado un breve documento denominado Compromiso para un mundo más habitable para todos. Este compromiso ha sido el resultado de un proceso participativo iniciado el año 2008 con el objetivo de experimentar un procedimiento de diálogo y deliberación permanente que ha permitido implicar a una gran persidad de actores clave en el planteamiento de la naturaleza y las causas de la crisis, pero especialmente, de las propuestas de cambio y las acciones a emprender para facilitar los cambios.

Han participado unos 150 expertos, con equilibrio de género y de las distintas regiones geoculturales, que han ido tejiendo a través de internet una comunidad de diálogo y deliberación intercultural, multisectorial, multilingüe y plural.

El proyecto ha reunido y consensuado propuestas para hacer posibles otros mundos deseables y ha sugerido acciones concretas de transformación social. La Declaración se acordó en un encuentro internacional el mayo de 2011 en Barcelona.

La Declaración apuesta por 7 granes transiciones para hacer un mundo más habitable para todos:

  1. Hacia una democracia participativa y deliberativa
  2. Hacia la sostenibilidad medioambiental
  3. Hacia una economía social, equitativa y sostenible
  4. Hacia un sistema financiero no especulativo
  5. Hacia una sociedad del conocimiento compartido y de la comunicación democrática
  6. Hacia un mundo que supere las guerras y la violencia
  7. Hacia una gobernanza global democrática

Y por tres acciones urgentes:

  1. Acabar, a nivel local y mundial, con el hambre, la mala alimentación y la falta de agua potable y de saneamiento;
  2. Hacer frente al mal causado por el “desarrollo” y el cambio climático en los países empobrecidos.
  3. Evitar el recurso a las intervenciones armadas y a las guerras, aunque sean en nombre de la “democracia”.

… y a partir de ahora

El proyecto no quiere quedarse en una declaración más. También se trata de sugerir y apoyar 3 tipos de actividades: